“Sorpresas”

Una no se cansa de sorprenderse con las cosas que suceden a diario, una hasta duda cuando se las cuentan y las tiene que vivir para poder creer lo que está sucediendo.

No había tenido ni siquiera unos 20 minutos para sentarme con mi tabla a escribir algunas cositas en este blog, cositas que no dejan de sorprenderme.

1.- El episodio de CINCINNATI por ejemplo, matan al gorila porque El Niño se le antojaba irse al agua donde se encontraba el precioso animal, tal cual declarado por la madre negligente y los testigos que presenciaron el hecho (lo de “precioso” es nuestro, todos los animales son bellos e inteligentes).

Si una ve que su hijo quiere bañarse en un pozo de agua, hay que llevarlo es a una piscina, si no hay piscina lo metemos en la bañera con barquitos, patitos etc., o cuando menos, una pone una tina plástica y se la improvisa, asi le damos el gusto, al fin y al cabo, a qué niño no le llama la atención jugar en el agua? Pero, jamás, lo vamos a ver queriéndose meter con un gorila. Para que estamos las madres, sino para protegerlos, enseñarles y hasta dominarlos en caso de riesgo o peligro?
Al menos el mío cuando era bebé sabía la diferencia entre una piscina de un club y un zoológico, desde edad muy temprana.
Evidentemente, de tal palo tal astilla, la mamá y el hijo escasos de materia gris, y el pobre gorila que era el único inteligente al parecer, resultó asesinado, sacrificado, siendo “especie en extinción”, siendo inocente de culpa y pecado alguno, solo porque un niño necio y mal educado con su mamá negligente, decidieron ir al ZOO ese día a exterminar en su habitad ad hoc con un inocente gorila.
Bueno, realmente fue una SORPRESA ver que estás cosas pasen en plena era inteligente, pero en fin, se acostumbrará una.

2) Tremenda SORPRESA me llevé también, cuando faltándome una sola persona para que me atendieran en una farmacia, me dice una “profesional de la medicina”, que ella “andaba comprando medicinas para sus pacientes”, me preguntó incluso que medicina usaba yo para mi salud, por fortuna nos interrumpió el dependiente de la farmacia para atenderla y le negó absolutamente todos los medicamentos. Yo me preocupe mucho porque uno de ellos (los medicamentos), me lo medicaron con recipe especial ese mismo día y dicho sea de paso me diagnosticaron algo muy pero muy delicado.
La doctora en medicina optó por comprar un frasco de pastillas de Sabila (Aloe Vera), ya que le negaron todo, era contemporánea conmigo, por el número de cédula y la apariencia, lo deduje (suficiente edad para ser un poco más humano y responsable).
Cuando nos tocó el turno, luego de saludar, le pregunté con delicadeza al farmacéutico y mostrándole él recipe con el correspondiente informe médico de ese mismo día, etc., me dijo que algunos no los tenía, pero el más importante, le quedaba 1 solo, fue y me lo buscó, al regresar, le pregunté ¿Por qué me lo vendía a mí y no a la persona que estaba delante de mí en la cola, pues lo pidió, y el experimentado, pero discreto profesional me respondió “porque usted si está delicada de salud, usted no está comercializando”. A buen entendedor, pocas palabras bastan. La médica estaba bachaqueando y tremenda SORPRESA me llevé esa tarde.

3) Ayer, mientras me preparaba para irme, escuchaba el TV, desde mi ducha el run run de la OEA, el consejo, CARTA DEMOCRÁTICA, etc., pero, saliendo de ella, tome un smartphone vi y cotejé los detalles. Como todos los días es praxis de un tiempo para acá, estaba trancado un sector de Caracas, eso no es SORPRESA, lo que sí fue SORPRESA, fue ver la inquietud de las tendencias políticas por detentar y/o mantenerse en el poder, por seguir teniendo la razón y echándose musgo seco unos a otros, pero evadiendo la verdadera crisis (alimentos, medicinas e inseguridad). Ninguno hablaba de la razón por la cual la gente está desesperada.
Mi caso es, y disculpen por nombrarme primero y en primera persona, salud, es salud, aunque ya INSEGURIDAD me destrozo los nervios, verdaderamente; ya es la tercera vez que presento algo de gravedad por no conseguir el medicamento apropiado, y cuando llega del exterior, resulta que la complicación ya está avanzada.
En fin, yo lo asumo, mi hijo ya se puede y sabe defender, yo viví, cuando me toque me voy, pero mi país me preocupa, los niños, los enfermos. No quisiera irme físicamente dejando mi país así, víctima de esta indiferencia gubernamental. La SORPRESA ayer fue ver la preocupación de dirigentes y una MUJER además, por mantenerse en el poder y no por los necesitados, enfermos y desvalidos. Que además eran el talón de Aquiles de su COMANDANTE fallecido, más no de su sucesor, al parecer.

Reconozco los beneficios entregados de las viviendas, pensiones, pero, muchos han muerto por la inseguridad, hambre, falta de medicamentos. En mi caso particular, mi hijo tuvo que viajar de emergencia a comprarme el tratamiento completo porque no quiere volverse a llevar otra SORPRESA más con mi salud, por el vacío de MEDICAMENTOS, pero ahora pregunto: y quienes no tienen como pagar a cada rato pasajes al exterior y comprarlos con dólares libres?

Ojalá más temprano que tarde, podamos ver que se acabaron las SORPRESAS desagradables y retomen el innegable esfuerzo del anterior presidente, al menos, por la alimentación, y la salud de “su pueblo”, amén de lo antes mencionado, claro está.

No se le reconocen victorias a un gobierno en un país con semejantes miserias sociales.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Periscope: @virginiavillamediana