Mensaje Fin de año 2.016 Virginia Villamediana Malpica

“Mensaje de Fin de año 2.016 Virginia Villamediana Malpica”

Cuando apenas faltan pocas horas para despedir este año 2.016, como venezolana, ciudadana del mundo, y gota del universo, es mi deber y derecho expresarme.

Si cada venezolano aporta su grano de arena, podremos salvar nuestro país, Venezuela.

No sabemos para esta fecha, 31 de diciembre, el alcance de las fatalidades aquejadas.

Indudablemente, la moral es nuestra más grave decadencia, secundada por la psicológica, y tan grave estamos, que en nuestro país hay gente comiendo de la basura, y sin embargo, coloco en tercer lugar el aspecto económico, alimentación, salud, seguridad.

Por qué?

Porque cuando se desintegra la moral, y se atenta contra la psiquis, ya todo lo demás está descompuesto, destruido.

Este último trimestre, para no hacer un largo recuento de 40 o más años, ni de 17 para no entrar a atacar al sector político más criticado de todas las décadas de nuestra historia, por razones más que evidenciadas, hemos experimentado las y los venezolanos, los más graves y abominables casos de abandono, burla, e irrespeto a los ciudadanos venezolanos.

Cuando una persona asume un rol de responsabilidad en la vida, desde algo tan natural como ser padre, hasta la presidencia de la republica de determinado país, está obligado a ceñirse en todas y cada una de sus implicaciones al “deber ser”, jamás a omisiones, indiferencias, eludir responsabilidades, ni mucho menos, echarle la culpa a otro u otros de sus errores o desaciertos, sean estos adversarios o no.

Lo primero que se hace cuando se es diligente y buen padre de familia, es avizorar cualquier panorama posiblemente nefasto, ser sincero, no mentir, y curarse en salud.

Las improvisaciones son muchas veces peligrosas por arrojar resultados negativos, sobretodo cuando dejan victimas que uno muchas veces desestima.

Dice la gente en la calle “me siento mal” o “que angustia de vida” o “no soporto esta incertidumbre”, “tengo hambre”, y lo que si es realmente rutina consuetudinaria, “no tengo, no hay, no me alcanza”, y/o todas las anteriores, eso no es mentira, ni exageración, ni son ataques sin fundamento de la oposición venezolana, eso es una gran realidad, eso es un hecho lamentable vivido diariamente, por más de treinta millones de criaturas que hacemos vida dentro de los límites de nuestra Venezuela. Unos porque no se pueden ir, otros porque aún no les conviene irse y otros, porque pudiéndonos ir, nos parece cruel, inhumano y miserable abandonar el barco hundiéndose con tanto tripulante inocente adentro, sin saber manipularlo, ni nadar, ni con que arma defenderse de los hambrientos tiburones.

La gota que derramó el vaso, dicho sea de paso, fue el billete de cien bolivares, a lo que aún el pueblo entero no ha pasado factura, pero cuando la pase, seguramente cobrará un alto costo, ese es mi pensar, aunque no lo deseo.

El peligro por venir, es que absolutamente todos los venezolanos afectados de una u otra forma estamos resteados morir por armas ya sean militares o civiles para defender nuestro territorio, resteados ir presos, resteados a que nos invadan nuestras casas, resteados ser objetos de secuestros con sicariato incluido o no, pero la patria llama, y no nos llama precisamente para prostituirla, arruinarla, destruirla más de lo que está y la han llevado, no, nos llama a rescatarla, sanarla, defenderla sin miedo, actuar por quienes no saben ni pueden luchar. “El que avisa, no es traidor”.

Nuestras palabras en este humilde mensaje de fin de año de una venezolana más, están escritas con mucho amor por el país donde nacieron, vivieron, trabajaron dignamente y nos levantaron nuestros padres y nosotros seguimos el ejemplo, haciéndolo extensivo a nuestra descendencia, cuya moralidad, decencia y gentilicio caraqueño, es indiscutible, gracias a Dios.

Nuestro gentil y solidario llamado a la paz, un día tan reflexivo y sagrado como este último día de uno de los peores años que haya vivido nuestra Venezuela, es a enmendar inmediatamente los gravísimos errores cometidos hasta ahora, que cesen las manipulaciones al pueblo, las mentiras, el cinismo, deponer actitudes apátridas que vayan en detrimento absoluto de una mayoría de ciudadanos sufriendo en carne viva, atemorizados, agredidos moral y psicológicamente, donde la gran mayoría somos mujeres y niños.

Aunque sabemos y practicamos diligentemente nuestra obligación de resolver nuestros agotados problemas los venezolanos, y en Venezuela, no debemos olvidar lo siguiente:

Cuando un inmueble se está incendiando, el deber de los vecinos que forman parte de la comunidad, es llamar a los bomberos y agotar todas las vías para apagar dicho incendio, so pena de morir también ellos quemados, aunque en realidad, en el fondo, es una obligación de reciprocidad humanitaria.

Pues bien, VENEZUELA es parte de la “COMUNIDAD INTERNACIONAL” y nos estamos incendiando, o ya lo estamos.

“A buen entendedor, pocas palabras bastan”. Hasta ayer apreciaba que lo peor, más duro y difícil, estaba por suceder, después de haber exteriorizado esto, y plasmándolo aquí, opino que tal vez no, tal vez nos sorprenda un cambio por el poder de las palabras, o de la reflexión, o que la magia si existe y los milagros también, por qué no?

Venezuela, desde lo más profundo de mi corazón, mente y entrañas, te deseo lo mejor, trabajo ardua y espiritualmente con todo el poder que Dios quiso otorgarme, cada segundo de mi vida, por verte feliz, limpia, sana, bella, prospera, como Dios te creo, con tu hermosa y noble gente adentro, en las mejores y definitivas circunstancias, mi bonita Venezuela.

Saludos a todas y todos. Feliz año nuevo 2.017.

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Instagram: virginiavillamedianamalpica

Periscope: equilibriolegal

SnapChat: virginiateresa

“La toxicidad energética”

Tal cual nos administramos con el dinero, así debemos administrar la toxicidad.

Es inevitable vivir y no intoxicarse en cualquier sentido, ya sea, física, química, energética, mental, espiritualmente.

Únicamente depende de nosotros mismos el grado y cantidad toxicidad alcanzados.

Como cuando administramos nuestro dinero:

– Cuánto me cuesta esta blusa blanca y cuánto provecho puedo sacarle?
– Cuánto podría costarme un almuerzo en este Restaurant, para 20 personas?
– Cuánto me cuesta este par de zapatos y cuánto provecho puedo sacarle?

Exactamente igual debemos hacer con la toxicidad.

– Esta discusión con este sujeto, cuánto me puede intoxicar, enfermar, acercarme a un infarto, acv, u otros y, que provecho va a dejarme?
– Un juicio (pleito legal) de tal magnitud, cuantas energías me va absorber, cuánto me podria afectar, cuanto me voy a ganar que compense toda la toxicidad que me voy a tragar?
– Una relación amorosa con determinada persona es conveniente, tomando en cuenta esto y aquello, lo puedo manejar y cuánto me cuesta? Valdría la pena?

Mientras más jóvenes somos, más soportamos todos los retos, golpes, etc., por fuertes sean, pero, en la medida pasa el tiempo, indudablemente hay que ir seleccionando con que o quien nos comprometemos, pues, hasta atender una llamada telefónica, un whatsapp nos puede inyectar cierta cantidad toxicidad, y cuanto nos podría costar eliminarlas o transmutarlas?

Claro está, no podemos tampoco vivir herméticos, sin roce de ningún tipo, pero si es aconsejable escoger bien hasta las noticias por las redes sociales, noticieros por cualquier vía o medio, porque entre otras cosas, no cualquiera sabe o tiene la virtud, preparación, o sabiduría para trasmitir la información, comentar acontecimientos públicos, etc., entonces, si somos lo que pensamos y pensamos lo que nos es trasmitido, mal podemos intoxicarnos recibiendo cualquier información mal dada, o impactante.

Por lo tanto, aprendamos medir, cuánto nos cuesta, o le cuesta a nuestra salud, organismo, el más mínimo acto por dar, o por recibir.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Periscope: equilibriolegal

Snapchat: virginiateresa

Si se puede!

Por si fuera poco aquellos siete largos años con quimioterapia, por allá por el año 2.003 y siguientes, el 16 de mayo de este mismo año 2.016, me diagnosticaron INSUFICIENCIA RENAL EN FASE INICIAL y DIABETES TIPO II.

Cuando mi endocrinologo trágicamente me dio la noticia, lejos de asustarme o preocuparme, busque otras opiniones de expertos.

Como siempre en esos asuntos tan delicados, no comente nada hasta probar con mis propios y particulares métodos, dentro de los cuales se encuentra el REIKI.

Pese a vivir muy cómodamente, no escapamos a la situación difícil de nuestro país, especialmente en materia de MEDICINAS.

En el ejercicio de mi profesión como ABOGADA PENALISTA, soliamos caminar muchísimo, bajar y subir escaleras, al dejar esa rutina, por más ejercicio que se haga, jamás iba a ser igual a estar cómodamente en un pent house preferiblemente leyendo o de vez en cuando viendo escogidas y buenas películas, en casi un retiro social y laboral.

En vista del encierro por la INSEGURIDAD GALOPANTE que también impera en mi país y ciudad, me sentí absolutamente asfixiada y me fui a Miami, mi segunda ciudad, específicamente Miami Beach, donde siempre puedo caminar por ocean drive, y sus alrededores, respirar aire puro, estar en contacto con amigos y al mismo tiempo hacer todo cuanto me gusta como por ejemplo, estar sola durante horas y meditar. En ningún momento recordé el diagnóstico médico, corroborado solo por 1 de los 4 médicos consultados.

Sentía dominio de la situación al igual que con el cáncer, todas y cada una de las terapias empleadas iban arrojando sus resultados positivos, las fuertes dosis de los médicamentos comenzaron a causar estragos en el hígado, pero lo corregimos sobre la marcha.

Hoy cuando se van a cumplir 7 meses del citado diagnóstico, nos ratificaron en 3 clínicas y laboratorios diferentes, SI está superada completamente esa y todas las anomalías metabólicas arrojadas en pasados exámenes laboratorios.

El mensaje de hoy es SI SE PUEDE!

Saludos navideños,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Periscope: equilibriolegal

Snapchat: virginiateresa

“El karma de las deudas”

En uno de tantos cursos, me explicaba una profesora nuestra, lo negativo de cualquier deuda.

Como abogados sabemos cuáles son las consecuencias del incumplimiento de acreencias.

Como estudiosos y practicantes de las leyes universales, no todos conocen y hasta se burlan de las deudas.

No voy a escribir una cátedra aquí hoy, pero si voy a contar a manera de anécdota algo que tal vez pudiera servir de ayuda a alguien.

Había en mi país Venezuela, una suerte de crisis institucional hace unos años, se trataba de un tema al que le había dedicado tiempo de estudios e hice un trabajo bastante completo y lo lleve personalmente al ministerio y la dirección competentes, lo sellaron y firmaron como recibido, advirtiéndome que habían varios colegas llevando sus correspondientes presentaciones respecto del mismo tema.

Al pasar unos días, me llamaron para pedirme, ampliara algunos detalles pues les interesaba mucho mi trabajo para desarrollarlo. Gustosamente, hicimos lo propio y volvimos a entregar la ampliación personalmente.

Al cabo de un mes, la colega que me había atendido varias veces, Volvio llamar y esta vez me informó que el proyecto elaborado por nosotros, había sido seleccionado y se había aprobado “equis cantidad de dinero” a la cartera correspondiente para su ejecución, que pasara para conversar tan pronto como pudiera.

Como era mi ruta de costumbre, a los días me acerqué, y me regresaron la carpeta diciéndome que ya habían fotocopiado todo y ya el proyecto estaba en marcha a lo que agregó otros detalles que realmente en poco tiempo salió a la luz y todos lo vimos, con otro nombre, claro está, no recibí nunca una llamada de agradecimiento y mucho menos un pago o reconocimiento de ningún tipo, ni un simple “gracias”.

Luego al cabo de poco tiempo, vi cómo empezó el desfile y el despilfarro que dieron lugar a tantos fracasos.

Lo cierto es que gracias a Dios no le debemos nada a nadie, pero por el contrario son algunas las deudas de toda índole que tienen con nosotros.

Deber, señores, es karmatico cien por ciento, karmatico. Desde aquella clase aprendí y comencé a atar cabos, percatándome con hechos que no se deben dejar deudas pendientes, bajo ningún aspecto, es como dejar ciclos inconclusos, pero peor. Es mucho más terrible el peso de un karma que una sanción, pena o hasta demanda judicial.

Ahí les dejo ese mensaje basado en el conocimiento y la experiencia para que se curen en salud.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Periscope: @virginiavillamediana

“Sorpresas”

Una no se cansa de sorprenderse con las cosas que suceden a diario, una hasta duda cuando se las cuentan y las tiene que vivir para poder creer lo que está sucediendo.

No había tenido ni siquiera unos 20 minutos para sentarme con mi tabla a escribir algunas cositas en este blog, cositas que no dejan de sorprenderme.

1.- El episodio de CINCINNATI por ejemplo, matan al gorila porque El Niño se le antojaba irse al agua donde se encontraba el precioso animal, tal cual declarado por la madre negligente y los testigos que presenciaron el hecho (lo de “precioso” es nuestro, todos los animales son bellos e inteligentes).

Si una ve que su hijo quiere bañarse en un pozo de agua, hay que llevarlo es a una piscina, si no hay piscina lo metemos en la bañera con barquitos, patitos etc., o cuando menos, una pone una tina plástica y se la improvisa, asi le damos el gusto, al fin y al cabo, a qué niño no le llama la atención jugar en el agua? Pero, jamás, lo vamos a ver queriéndose meter con un gorila. Para que estamos las madres, sino para protegerlos, enseñarles y hasta dominarlos en caso de riesgo o peligro?
Al menos el mío cuando era bebé sabía la diferencia entre una piscina de un club y un zoológico, desde edad muy temprana.
Evidentemente, de tal palo tal astilla, la mamá y el hijo escasos de materia gris, y el pobre gorila que era el único inteligente al parecer, resultó asesinado, sacrificado, siendo “especie en extinción”, siendo inocente de culpa y pecado alguno, solo porque un niño necio y mal educado con su mamá negligente, decidieron ir al ZOO ese día a exterminar en su habitad ad hoc con un inocente gorila.
Bueno, realmente fue una SORPRESA ver que estás cosas pasen en plena era inteligente, pero en fin, se acostumbrará una.

2) Tremenda SORPRESA me llevé también, cuando faltándome una sola persona para que me atendieran en una farmacia, me dice una “profesional de la medicina”, que ella “andaba comprando medicinas para sus pacientes”, me preguntó incluso que medicina usaba yo para mi salud, por fortuna nos interrumpió el dependiente de la farmacia para atenderla y le negó absolutamente todos los medicamentos. Yo me preocupe mucho porque uno de ellos (los medicamentos), me lo medicaron con recipe especial ese mismo día y dicho sea de paso me diagnosticaron algo muy pero muy delicado.
La doctora en medicina optó por comprar un frasco de pastillas de Sabila (Aloe Vera), ya que le negaron todo, era contemporánea conmigo, por el número de cédula y la apariencia, lo deduje (suficiente edad para ser un poco más humano y responsable).
Cuando nos tocó el turno, luego de saludar, le pregunté con delicadeza al farmacéutico y mostrándole él recipe con el correspondiente informe médico de ese mismo día, etc., me dijo que algunos no los tenía, pero el más importante, le quedaba 1 solo, fue y me lo buscó, al regresar, le pregunté ¿Por qué me lo vendía a mí y no a la persona que estaba delante de mí en la cola, pues lo pidió, y el experimentado, pero discreto profesional me respondió “porque usted si está delicada de salud, usted no está comercializando”. A buen entendedor, pocas palabras bastan. La médica estaba bachaqueando y tremenda SORPRESA me llevé esa tarde.

3) Ayer, mientras me preparaba para irme, escuchaba el TV, desde mi ducha el run run de la OEA, el consejo, CARTA DEMOCRÁTICA, etc., pero, saliendo de ella, tome un smartphone vi y cotejé los detalles. Como todos los días es praxis de un tiempo para acá, estaba trancado un sector de Caracas, eso no es SORPRESA, lo que sí fue SORPRESA, fue ver la inquietud de las tendencias políticas por detentar y/o mantenerse en el poder, por seguir teniendo la razón y echándose musgo seco unos a otros, pero evadiendo la verdadera crisis (alimentos, medicinas e inseguridad). Ninguno hablaba de la razón por la cual la gente está desesperada.
Mi caso es, y disculpen por nombrarme primero y en primera persona, salud, es salud, aunque ya INSEGURIDAD me destrozo los nervios, verdaderamente; ya es la tercera vez que presento algo de gravedad por no conseguir el medicamento apropiado, y cuando llega del exterior, resulta que la complicación ya está avanzada.
En fin, yo lo asumo, mi hijo ya se puede y sabe defender, yo viví, cuando me toque me voy, pero mi país me preocupa, los niños, los enfermos. No quisiera irme físicamente dejando mi país así, víctima de esta indiferencia gubernamental. La SORPRESA ayer fue ver la preocupación de dirigentes y una MUJER además, por mantenerse en el poder y no por los necesitados, enfermos y desvalidos. Que además eran el talón de Aquiles de su COMANDANTE fallecido, más no de su sucesor, al parecer.

Reconozco los beneficios entregados de las viviendas, pensiones, pero, muchos han muerto por la inseguridad, hambre, falta de medicamentos. En mi caso particular, mi hijo tuvo que viajar de emergencia a comprarme el tratamiento completo porque no quiere volverse a llevar otra SORPRESA más con mi salud, por el vacío de MEDICAMENTOS, pero ahora pregunto: y quienes no tienen como pagar a cada rato pasajes al exterior y comprarlos con dólares libres?

Ojalá más temprano que tarde, podamos ver que se acabaron las SORPRESAS desagradables y retomen el innegable esfuerzo del anterior presidente, al menos, por la alimentación, y la salud de “su pueblo”, amén de lo antes mencionado, claro está.

No se le reconocen victorias a un gobierno en un país con semejantes miserias sociales.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Periscope: @virginiavillamediana

“Más loco que una cabra”

Los otrora pelagatos, hoy terroristas, delincuentes, seguidores de Fidel y Raul, nos dejaron a la postre un pais lleno de gente NEURÓTICA, donde los calmados y desestresados tuvimos que pagar un alto costo para no ser arrastrados por la nefasta corriente de ciudadanos intoxicados de una u otra forma por la amargura, la depresión, la inseguridad, la tristeza, el hambre y otras menudencias sociales.

Tanto los venezolanos que huyeron por las razones que fueran, tales como miedo, terror, o espejismo de poder vivir mejor en el asilo, con la excepción de unos cuantos que si la pegaron del techo, como talentosos médicos muy bien pagados tanto en Europa como en el norte, y otros, que aún lavando platos, sienten que están mejor que en Venezuela.

Antes del 6-D, los NEURÓTICOS eran la mayoría, ahora después de esa aplanadora electoral, una minoría es la que no puede dormir por terror a una llamada por ellos mismos, “intervención”.

Quienes tenemos roce absoluto callejero y patriota con todos los venezolanos, sabemos que el disfrazado socialismo revolucionario perdió adeptos como arroz, adeptos que aunque no comulguen del todo con la llamada “ultraderecha”, hemos sufrido y aprendido tanto, que difícilmente apoyaremos un comunismo disfrazado de CAPERUCITA ROJA, porque absolutamente todos, le vimos el hambre y la bocota al LOBO con ganas de devorarnos sin compasión.

Si, ciudadanos NEURÓTICOS fuera de Venezuela, locos por regresar, ciudadanos locos en Venezuela queriéndose ir, otros queriéndose quedar sin escuchar más mentiras en CADENA NACIONAL. Y lo peor, un “presidente loco como una cabra”, llamado así, por uno de los hombres fuertes del verdadero socialismo, altruista, bondadoso, igualitario, protector, que ha pasado por la presidencia de un país latinoamericano, sin pretender perpetuarse en el poder dictatorial, al contrario, porque quienes sí sabemos y practicamos la sencillez espiritual, lo seguimos y admiramos.

Le dejaré estas notas con las debidas explicaciones a mis nietos para que comprendan la amargura que convirtió a su padre en neurótico para poder resistir esta amarga experiencia de casi 2 décadas, sin huir del país y sin perder la dignidad ni el estatus con el cual nació.

No escribiré más al respecto, porque lo que les resta de vida será para pagar el dolor que me ha dado ver amigos perder kilos sin hacer dietas, amigas pedirme la borra del café que deja mi cafetera a diario para hacer su guarapo, otras que me han llegado a pedir los huesos del pollo que comemos para hacerle sopa a su familia.

Aprovecho para replicarle a quien respondió “estoy loco de amor por el país….”. Que cuando se quiere a un país, se quiere con criterio propio y amor verdadero a toda su gente, no al mapa con las riquezas en ese mapa contenidas, las diferencias ideológicas se resuelven de otra forma, más diplomática tal vez. Nunca, jamás, lastimando la SALUD, la INTEGRIDAD, la estabilidad y equilibrio de sus ciudadanos todos.

Que Dios se los regrese multiplicado.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Periscope: Virginia Villamediana

En todo este lío, quién es el más perjudicado?

Analizando un poco de cada tema, queriendo o sin querer, porque al fin y al cabo aunque una se aparte un poco de las noticias, pues las noticias están en todos lados, nosotros somos noticia y todos generamos noticias de una u otra forma.

Hay una cadena muy larga, cuyos eslabones más débiles son gente de clase media baja y clase muy baja.

Tal cual, la masajista que vive en guarenas y trabaja en la lagunita está sufriendo, descontenta, decepcionada porque al subir la gasolina, días atrás, le subieron el pasaje a las camioneticas que tiene que tomar para llegar a su trabajo.
Ya en noviembre/2.015 le habían subido los masajes a las clientas, muchas de ellas, no se dan masajes estéticos sino terapéuticos (por razones de salud). En diciembre/2.015 los volvieron a subir, enero 2.016 los volvieron a subir, a todas estas aduciendo el alto costo de la vida (inflación).

Cuando el aumento de la gasolina, volvieron a subir los costos, so pretexto del aumento del pasaje.

En los aumentos que empeoraron fuertemente en noviembre del pasado año, iban retirándose clientes por no poder pagar más de lo que ya pagaban, y así sucesivamente con cada aumento, hasta que llegó un momento ahora justamente, cuando ya quedan solo 2 clientes de 26 diarias que tenía el año pasado (2.015).

Como esa masajista que vive de lo único que sabe hacer, que tiene hijos menores que mantener, que tiene aún padres a los cuales arrimarles algo de dinero y buscarles las medicinas además, que aguanta el trote del traslado todos los días de su vida, de polo a polo en la gran Caracas porque no consigue trabajo más cerca de su vivienda ya que es una zona poco comercial para su oficio; bueno, así como ella hay millones de personas, con diferentes oficios y cuadros aún más rudos en nuestro país.

A los ciudadanos como nosotros, nos llevaron la gasolina (95) de 3 bolívares a 300 bolívares, y bueno, con todo el rollo de la crisis, y del gobierno sin dinero, nosotros, pues, lo pagamos con gusto, primero porque no nos iba a romper ningún hueso el aumento y segundo, por tender la mano simplemente.

Ahora bien, se asoman por ahí, unas declaraciones de un posible nuevo aumento de GASOLINA, Imaginamos que la razón es porque en el primer aumento fuimos condescendientes, comprensivos o tal vez pendejos.

Qué pasa si vuelven a aumentar la gasolina?

1.- Ya nadie se da masajes

2.- Ya nadie llevará su carro al autolavado

3.- Muchas féminas nos cortaremos el cabello para no pagar peluquería

4.- Ya no tomarán más personal ni en hogares ni en oficinas, bajo ninguna figura LABORAL

5.- Adiós propinas a los que se rebuscan por no tener salario

6.- Mis amigas y mi persona por ejemplo, estamos estudiando plomeria, electricidad y albañilería para evitar más gastos en nuestros hogares si se daña algo, lo que resta fuentes de trabajo a plomeros, electricistas y albañiles, si una mayoría hace lo mismo, de que van a vivir esas personas?
A nosotras desde niñas nos enseñaron a planchar, lavar, cocinar, porque esa era parte de la educación en los ratos libres.
Una se sabe maquillar, secar el cabello y hasta estamos tomando cursos de masajes para no tener que pagar. De qué va a vivir esa gente que antes nos hacían esos trabajos a cambio de un pago digno?

Quienes son los que pierden en esta dura y paradójicamente débil cadena de eslabones?

Si abusando de “nuestra nobleza”, o para echar vaina a esa “clase media alta”, aumentan la gasolina otra vez, lo cual representa un abuso, van a hacer comer desperdicios al mismo pueblo que “tanto amó EL GIGANTE COMANDANTE EN JEFE, ya fallecido”.

Entonces cabría preguntar, quién y para qué, con qué objeto se le quiere poner la soga al cuello al menos privilegiado?

Esta cristiana que suscribe, lo sabe, así como algunas (os) otros, pero muchos son víctimas y marionetas que aún no captan por dónde vienen los dardos y que una bolsa de comida también tiene un precio humillante.

Un segundo aumento de gasolina en Venezuela me temo sería como lanzarle un fósforo encendido a una bomba de suministros de ese líquido.

Para que predicar la PAZ cuando en el cerebro lo que hay es guerra?

Dios sabrá y nosotros abramos los ojos y reflexionemos.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

“El corazón y la razón”

Esa nalgada que inevitablemente le tuvimos que dar a nuestro hijo, por la dimensión de sus travesuras y el caso omiso que hacía a los consejos, advertencias que ponían en peligro su integridad total.

Ese correazo de nuestro padre que nos rompió hasta sangrar una pierna a escasos cuatro años de edad, en plena niñez, porque nos gustaba mucho decir groserías y hacer morisquetas.

Ese castigo de nuestra madre al obligarnos todos los sábados a acudir al Teatro clásico (opera, zarzuela, etc), desde pequeñitas, el ballet y sus constantes exigencias de excelencia a cada rato “Virginia Teresa, es rápido y bien hecho”.

Esa separación abrupta y “definitiva” que hacemos con un novio, amiga, amigo, pareja, esposo, cuando nos sentimos violados, utilizados, ofendidos, lastimados, por algún fuerte motivo y tomamos esa decisión porque comprendemos que agotamos las vías del diálogo y ya lo que pudiera venir es más violencia en cualquiera de sus presentaciones.

Ese voto castigo que le damos a determinado gobierno (con el cual existe cierta identificación) por considerarlo injusto, descarrilado, etc.

Todas esas cosas las practicamos los sujetos activos con la razón a costa del sufrimiento del corazón.

Si, nos duele mucho más a nosotros dar la lección, imponernos de alguna manera, motivados por tener que obligar a determinada persona a comportarse correctamente (dentro de los parámetros de la rectitud, disciplina, educación y el buen vivir”

Esta práctica de vida, en nuestro caso, tanto como sujeto activo, como pasivo, nos ha dejado como siempre, como todo en la vida, una gran enseñanza.

Aunque nos duela el corazón, hay que imponer siempre la razón, es el “deber ser”.

Hay muchas veces que lastimar o herir susceptibilidades para que alguien que queremos, reaccione favorablemente y en su propio beneficio, porque los estamos o nos están salvando de un futuro fracaso o catástrofe.

Recuerden siempre esta frase: “Más vale una bofetada de una madre, que el beso de un(a) amigo (a)”.

Ahí les dejo eso hoy para la reflexión.

A los más jóvenes estoy segura les vendrá muy bien y a los “demás” también.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

Qué parte de la lección no has entendido?

Vivir en nuestro país es un reto, un aprendizaje constante, una oportunidad para crecer, como en todas las crisis lo hacen los talentosos, como asevera un conocido magnate mejicano: “Cuando hay una crisis, algunos están intentando salirse. Es ahí cuando nosotros estamos intentando entrar”. Es sabiduría, es creatividad. Eso es viejo, eso no es de ahora, las crisis se inventaron para crecer unos y para que arrastren a otros, es cuestión únicamente de talento, sin perder la probidad, eso sí.

En cuanto a la INSEGURIDAD, por qué no has entendido que ya no podemos, ni debemos estar fuera de casa después de las 5:00 pm, ni salir de casa hasta que salga el sol? porque igual estamos corriendo el riesgo de ser atracados, secuestrados o simplemente víctimas de una bala perdida, etc. Solo con un séquito de guardaespaldas se puede andar por allí, en cualquier lugar del país, país que es absolutamente “ZONA ROJA”.

En cuanto a la SALUD, o tienes divisas propias para traer tus medicinas desde el exterior, o caminas y te mantienes activa (o) hasta lograr estar en tu peso ideal y no vivir las terribles consecuencias de la obesidad porque medicinas no hay, los hospitales fallan por faltas de insumos y otra alternativa para aliviar o desaparecer enfermedades es el REIKI, y esto no es propaganda, pero nosotros cuando hacemos pocos reikis al día, hacemos mínimo 10.

En cuanto a los ALIMENTOS, tenemos en primer lugar que estar muy claros en que el aceite, el azúcar, las harinas, el café, los enlatados, son venenos para el organismo. No se trata de estar de acuerdo con su desaparición, no, es que ha sido comprobado por médicos desde pediatras hasta oncólogos e internistas intensivistas, coincidiendo en la erradicación o moderación de estos productos o artículos de ingesta diaria.

Que debemos ingerir?

Frutas, verduras, legumbres, hortalizas; como no se consigue fácilmente o no hay producto para las tradicionales arepas, podemos perfectamente sustituirlas por tortillas de plátano verde o maduro, de yuca, de batata, etc. Los granos son maravillosos y SI se consiguen hasta en los supermercados. Siento mucho presentar estas alternativas, pero quede claro que no apoyamos la desaparición de nuestra variedad de alimentos, apegada o no a las recomendaciones médicas y nutricionales. Cada quien con sus propios hábitos.

Cabe mencionar que hay frutas y verduras que no se pueden, ni deben comprar por sus precios especulativos, como son por ejemplo, las manzanas y los aguacates, entre otros.

Ya nos aumentaron la GASOLINA, lo apoyamos pero no queremos que perjudique a los más necesitados, así lo expresamos antes y después de dicho aumento, pero de algUNA parte había que sacar dinero para los “gastos administrativos del estado”.

El vital líquido, el AGUA, he visto que desde ranchitos hasta mansiones, todos tienen sus tanques de agua adicionales para emergencias como las que vivimos, y el que no lo tiene, pues sencillamente llena hasta los vasos para esas emergencias.

En cuanto a la ELECTRICIDAD ya el miércoles próximo pasado, nos dieron la primicia que por ahí viene el aumento.

A quienes nos enseñaron aquello de “apaga la luz si no la estás usando Fulanito (a)”, no tenemos problemas, súbanla y suban esa tarifa desde ahora mismo si así lo requieren. 1 lavadora y una secadora a la semana es más que suficiente cuando se está bien organizado. A quienes nos enseñaron que tener mucho no significa despilfarro ni malgastar, no tenemos nada que temer, y a quienes nos encanta tener la casa iluminada y aromatizada con velas en la noche, mucho menos.

La televisión está tan cargada de violencia y terribles noticias que una buena lamparíta para leer un buen libro y un té, es sinónimo de paz, salud y romper con el rudo y cruel panorama mundial que a veces vemos tanto en las redes sociales como en los programas televisivos, pues para nosotros ya la radio no existe, lo siento, pero los gustos y opiniones son libres, para uno la radio ya pasó de moda hace bastante rato. De la televisión, solo buenas películas, programas de diversión y hasta comiquitas (depende el nivel de estrés que se tenga, ya no sufrimos ese mal, a Dios gracias).

Ya para concluir, atrás quedaron los largos almuerzos/cenas/rumbas, salvo para los escoltados.

Atrás quedaron muchas cosas que ya disfrutamos, pero aprendimos la lección.

Descubrimos que el mejor restaurante es nuestra casa y además se come sano, uno sabe ciertamente lo que está comiendo, como lo preparamos, con que calidad de alimentos e ingredientes, que tan pulcras son las manos que los hacen, estamos seguros y entre románticas velas, y si el vino nos embriaga, no hay peligro de estrellar el vehículo, como muchas veces nos pasó a nosotr@s, especialmente cuando los sacábamos nuevos del concesionario.

Mientras más complicadas estén las cosas, más hay que encontrarle el lado positivo a la vida.

Hay que saber DELEGAR funciones y “zapatero a su zapato”.

Saludos,

Virginia

Twitter: equilibriolegal

Instagram: @virginiavillamedianamalpica

Facebook: Virginia Teresa Página Pública

“Hijo, buen viento y buena mar”

Para los que tenemos hijos, tal vez sea tiempo de que suelten amarras:

LOS HIJOS SON COMO LOS BUQUES
Al mirar un buque en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por un fuerte amarre. Sin embargo, sabemos que está allí preparándose, abasteciéndose, y alistándose para zarpar, cumpliendo con el destino para el cual fue creado, yendo al encuentro de sus propias aventuras y riesgos.
Dejando su estela, y dependiendo de lo que la fuerza de la naturaleza le reserve, tendrá que desviar la ruta, trazar otros rumbos y buscar otros puertos. Pero retornará fortalecido por el conocimiento adquirido, enriquecido por las diferentes culturas recorridas y habrá mucha gente esperando feliz en el puerto para celebrar sus millas navegadas.
Así son los HIJOS, tienen sus PADRES como puerto seguro, hasta que se tornan independientes. Por más seguridad, protección y manutención que puedan sentir junto a sus padres, los hijos nacieron para surcar los mares de la vida, correr sus propios riesgos y vivir sus propias aventuras. Cierto es que llevan consigo los ejemplos adquiridos, los conocimientos obtenidos, pero lo más importante que llevan en el interior de cada uno, en el timón de su corazón, es la incansable búsqueda de la felicidad.
El lugar más seguro para el buque, es el puerto, pero el buque no fue construido para permanecer allí. Los padres piensan que son el puerto seguro de sus hijos, pero no pueden olvidarse que deben prepararlos para navegar mar adentro y encontrar su propio lugar donde se sientan seguros, con la certeza de que deberán ser en otro tiempo, un puerto seguro para otros seres (nuestros nietos).
No podemos trazar la ruta de nuestros hijos, lo que si podemos es ayudarlos a que lleven un buen equipaje lleno de valores como humildad, solidaridad, honestidad, disciplina y gratitud. Los hijos deben hacerse a la mar desde el puerto donde sus padres llegaron y como los buques, partir en busca de sus propias conquistas y aventuras. Con la preparación suficiente para navegar un largo viaje llamado vida, impartido por quienes tuvieron la certeza de que solo quien ama, educa….
Cuán difícil es soltar las amarras y dejar zarpar el buque!…
Sin embargo, el regalo de amor más grande que puede dar un padre a sus hijos, es la autonomía.
¡Hijos, buen viento y buena mar!!!